Make your own free website on Tripod.com
 

 

Consultorio Dental

Envía un Artículo

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red

 

 

 

 

E-Mail

odontologia_estetica@hotmail.com

 

 

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual.

 

 

 

 

 

 

AJUSTE OCLUSAL

El término ajuste oclusal se refiere a la corrección de contactos oclusales excesivos mediante el desgaste selectivo. Comprende el remodelado selectivo de las superficies dentarias que interfieren en la función mandibular normal.

Procedimiento de Ajuste Oclusal.

Se dividen en 3 partes.
1.- Eliminación de todas las superficies dentarias contactantes que interfieren en el cierre terminal de bisagra (relación céntrica).
2.- Desgaste selectivo de la estructura dentaria que interfiera en excursiones laterales.
3.- Eliminación de toda estructura dentaria posterior que interfiera en excursiones protrusivas.

DESARROLLO

1.- Eliminación de interferencia en relación céntrica.

Se dividen en dos tipos:
a)Interferencias en el arco de cierre.
Cuando los cóndilos rotan sobre su eje terminal de bisagra, cada diente inferior sigue un arco de cierre. Cada punta cuspídea y cada borde incisal inferior debe seguir un arco de cierre en toda la distancia hasta la posición oclusal más cerrada sin desviación alguna de ese arco. Toda estructura dentaria que interfiera en este arco de cierre tiene el efecto de forzar los dientes inferiores hacia delante de la interferencia para alcanzar la posición oclusal más cerrada. Estas desviaciones del arco de cierre siempre requieren que el cóndilo se mueva hacia delante. Las interferencia primarias que desvían el cóndilo hacia delante producen un deslizamiento anterior.
La regla básica de desgaste para corregir un deslizamiento anterior es siempre MSDI: desgastar las vertientes mesiales de los dientes superiores o las vertientes distales de los dientes inferiores.

b) Interferencias en la línea de cierre.
Son las interferencias primarias que hacen desviar la mandíbula hacia la derecha o la izquierda desde el primer punto de contacto hasta la posición más cerrada.

 

Las reglas básicas para el desgaste son:

* Si la vertiente interferente hace desviar la mandíbula desde la línea de cierre hacia los carrillos, se desgasta la vertiente vestibular del diente superior o la vertiente lingual del diente inferior o ambas, dependiendo de cual desgaste alinee más la punta cuspídea con el centro de su contacto con la fosa, o que oriente la fuerza más favorablemente hacia el eje mayor de los dientes.
* Si la vertiente en interferencia hace desviar la mandíbula de la línea de cierre hacia la lengua, se desgasta la vertiente lingual del diente superior o la vertiente vestibular del diente inferior o ambas.
Ambas reglas para las desviaciones de la línea de cierre son aplicables a cualquier cúspide y son válidas hasta si los dientes se hallan en relación invertida.
Hay que recordar que las reglas de desgaste se refieren a vertientes, y no a cúspides.

Muchas interferencias producen desviaciones del arco de cierre y de la línea de cierre al mismo tiempo. Los dientes superiores se desgastan siempre en las vertientes que están frente a la misma dirección de deslizamiento.

La dimensión vertical de la oclusión que queda después del ajuste en relación céntrica debe seguir siendo la misma que en oclusión céntrica antes del ajuste. Si se eliminan interferencias que desvían la mandíbula hacia delante, automáticamente se crea una “céntrica larga”, salvo que disminuya la dimensión vertical. La zona plana de céntrica larga será por lo común, más larga de lo necesario, pero longitud excedente no suele causar trastornos.

Se pueden ajustar dientes inclinados o puntas cuspídeas anchas al eliminar interferencias, para mejorar la estabilidad. Cuando la marca en el diente superior está por vestibular a la fosa central, se desgasta el diente el diente inferior para correr la cima cuspídea hacia lingual si es posible realizar el remodelado sin acortarla y sacarla del contacto en céntrica. El desgaste de los dientes superiores solo mutila cúspides superiores innecesariamente.
Casi siempre lo importante es eliminar todas las interferencias en relación céntrica antes de ajustar las interferencias en excursión. Si estas son ajustadas primero, con frecuencia perderemos la oportunidad de mejorar la localización de las cimas cuspídeas.
El ajustar las excursiones laterales primero puede ser una manera rápida de equilibrar la oclusión. Es una manera eficaz de eliminar interferencias, pero es cierto que muchas interferencias en excursiones laterales, también lo son en relación céntrica.

 

2.- Interferencias en excursiones laterales

La trayectoria que siguen los dientes posteriores cuando dejan la relación céntrica y se desplazan lateralmente está dictada por los movimientos bordeantes de los cóndilos, que actúan como determinante posterior y por la guían anterior, que actúa como determinante anterior.
En los movimientos laterales, el inmediato desplazamiento lateral del cóndilo es un factor importante en la determinación de la forma de las superficies triturantes de los dientes. Al ajustar excursiones laterales la mandíbula debe ser guiada mediante una maniobra definida para registrar interferencias en las verdaderas trayectorias bordeantes.
La razón de la manipulación especial es asegurar que desplazamos la mandíbula en toda la extensión de su recorrido hasta el límite bordeante. Toda interferencia posterior que impida que la mandíbula alcance una posición bordeante funcional es un estímulo potencial para el bruxismo y es una fuente traumatogénica sobre los dientes en interferencia.

 

Procedimiento:

I – Una vez eliminadas todas la interferencia en el cierre del eje terminal, se lleva la mandíbula a relación céntrica.
II – Los dientes deben cerrar en el arco de cierre terminal hasta que entren en contacto. Se pedirá al paciente que mantenga esa posición por un momento.
III – En el lado activo, se deja libre el pulgar y los otros cuatro dedos se usan para ejercer presión hacia arriba sobre el cóndilo de este lado. Los dedos serán colocados sobre el hueso, no en el tejido del cuello.
IV – En el lado de balanceo, se mantiene la misma relación del pulgar y los otros dedos, que fue utilizada para la manipulación hacia relación céntrica excepto que la presión será ejercida hacia el cóndilo del lado activo.
V – Mientras mantiene la presión con ambas manos, se le pedirá al paciente que mueva la mandíbula de izquierda a derecha.
VI – Se insertará la cinta marcadora en la boca seca para registrar toda interferencia. No importa si el registro es desde céntrica hacia la posición bordeante externa o desde esta hacia relación céntrica.
VII – La manipulación es la misma si se marcan interferencia en el lado activo o en el pasivo.
Las interferencias laterales pueden ser divididas en interferencias del lado activo e interferencias del lado de balance, aunque ambas se ajustan juntas.
Las interferencias del lado de balance se ajustan fácilmente porque la finalidad es eliminar todo contacto en las vertientes, siempre que los dientes inferiores salgan de relación céntrica y vayan hacia la lengua.

Las interferencia del lado activo se ajustan de forma que armonicen con los movimientos condoleos y la guía anterior.

En función de grupo, las puntas cuspídeas de los inferiores posteriores y los bordes incisales inferiores del lado activo, mantienen contacto continuo desde relación céntrica hacia el carrillo. A medida que la mandíbula se desplaza lateralmente, la longitud del conducto dinámico es progresiva desde el molar hacia delante. Esto significa que el segundo molar es el primero en separarse y el canino el último.

 

3.- Interferencias en excursiones protrusivas

En las excursiones protrusivas solo deben tocar los dientes anteriores. Se eliminará todo contacto posterior en protrusión en cuanto los dientes posteriores se desplazan hacia adelante de sus contactos de sostén de céntrica.
Un error frecuente cometido al ajustar oclusiones es suponer que las pautas cuspídeas vestibulares inferiores siguen a los surcos centrales superiores en protrusión. Esto ocurrirá únicamente si ambos lados del arco fueran paralelos entre sí. La mayoría de los arcos se angostan desde atrás hacia delante, de manera que cuando la mandíbula se protruye, la mayoría de los arcos se angostan desde atrás hacia delante, de manera que cuando la mandíbula se protruye, los dientes inferiores siguen una trayectoria recta hacia delante, que resulta en el movimiento de los dientes posteriores en diagonal a través de los superiores. Estas interferencias se corrigen por desgaste cóncavo de las vertientes distales superiores o las vertientes mesiales inferiores. Tales vertientes suelen ser muy pulidas por la atrición y no se marcan con facilidad.

 

INDICACIONES

Existen diferentes causas que pueden ser motivo de indicación del tratamiento de ajuste oclusal, pero es importante considerar que estas condiciones no son absolutas para realizar estos tratamientos:
El bruxismo es un fenómeno que ocurre mientras el paciente duerme, por lo cual se le considera un fenómeno involuntario. El bruxismo puede ser un fenómeno psíquico resultado de alteraciones emocionales, las cuales son descargadas mientras se duerme pero también pueden ser un factor inducido por interferencias oclusales, ya sea como factor o de manera determinante.
El trismus es la contracción sostenida e involuntaria de algún músculo, esta se da principalmente por inflamación a causa de un traumatismo o algún otro tipo de estímulo agresivo sobre este. El estímulo que puede desencadenar un trismus, puede ser el continuo contacto defectuoso de las cúspides de los dientes. Cuando en estos pacientes se han realizado estos tratamientos, el dolor y el trismus suelen desaparecer en muy corto tiempo.
El Trauma Oclusal es una indicación más para la ejecución de un ajuste oclusal. Este se puede dar cuando existe contacto prematuro entre los dientes ya sea a causa de alguna restauración mal ajustada o bien por algún traumatismo que haya provocado extrusión de algún órgano dentario.
La ATM es una articulación que puede ser dañada por interferencias oclusales. Este tipo de problemas se descubren cuando se hace la exploración de la ATM y se encuentra en esta algún sonido como el chasquido o bien la sensación de un movimiento brusco en la traslación.
El Paciente Ortodóntico es un candidato casi seguro a recibir alguno de estos tratamientos, pues los movimientos que se hacen en la alineación de los dientes, suelen en la mayoría de los casos dejar alteraciones en la oclusión, estos pueden ser puntos prematuros de contacto o cualquier otro tipo de interferencia oclusal. Dado que estos tratamientos se llevan demasiado tiempo, es importante considerar el ajuste oclusal como medida complementaria al tratamiento.

 

CONTRAINDICACIONES

Son contraindicaciones al ajuste oclusal, los pacientes que expresan total comodidad oclusal, así como en los pacientes en los que no se llevará tratamiento restaurador. Esto obedece a que si el paciente no refiere algún problema relacionado con su oclusión no es necesario desgastar un diente sano.
Tampoco está indicado este tratamiento en dientes que han sido indicados para extracción, y tampoco en dientes que están indicados para ser restaurados pero que estas restauraciones no han sido realizadas aun, pues el ajuste deberá hacerse siempre después de haber tratado el diente en cuestión.

Conclusiones
El ajuste oclusal es un tratamiento muy efectivo para múltiples problemas que en un inicio se consideraron ideopáticos. El hecho de desgastar las vertientes de los dientes que causan interferencias entre si, es un tratamiento sencillo y rápido, pero es importante de tener en cuenta que antes de hacer este tipo de tratamientos debemos saber con exactitud cuales el problema que nuestro paciente tiene así como saber cuales serán los probables resultados y las consecuencias de este tipo de tratamientos.


Bibliografía

Dawson, Problemas Oclusales, Ed. Mundi, Argentina 1977.

Cohen S., Endodoncia. Los caminos de la pulpa, Ed. Médica panamericana, Buenos Aires, 1988.

Diccionario Enciclopédico University de términos médicos, Ed. Interamericana, México, 1983

 

 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Optimizada para Internet Explorer 4.0 y superiores, con Java y flash Resolución óptima: 800 x 600.